Qué dirigir en un sandbox scifi si no te da la olla

[Nota del Editor]  Recibimos la grata visita de Nebilim en nuestro blog. Y digo grata porqué además de ser una destacada articulista del mundo rolero (es la editora del blog Bastión Rolero) es también su segundo artículo en Nación Rolera. Si nos resulta muy gratificante estrenar un nuevo colaborador, la dicha y la felicidad que recibimos cuando un colaborador repite la experiencia de publicar con nosotros no tiene parangón. Os recomiendo, por si a alguien le pasó por alto, leer la primera reseña que nuestra compañera Nebilim publicó en nuestra página: Marte Satánico, un juego de rol de acción brutal apocalíptica.  En esta ocasión, Nebilim nos presenta una serie de ideas y recursos para jugar partidas de rol tipo sandbox en ambientaciones de ciencia ficción. Nos encantan estos artículos de ideas y/o opiniones, porqué para los másters o directores de juego ¡cualquier ayuda siempre es poca!

 

Qué dirigir en un sandbox scifi si no te da la olla

Confieso que de primeras los juegos que ofrecen millones de opciones abiertas y un sinfín de posibilidades me abruman. Qué dirigir o qué preparar cuando te ofrecen un infinito. Afortunadamente no hay problema una vez te centras en pequeños conceptos o ideas desarrollables. Si piensas más qué partida quieres dirigir y la encajas en la ambientación que se te resiste.

Por un momento pensad en cualquier serie, película o libro de ciencia ficción. Cualquiera. Se puede adaptar al juego que queráis llevar a vuestra mesa. Por ejemplo, Firefly, con personajes comerciantes gestionando recursos (salarios, coste de combustible, mercancías…) mezclando scifi con elemento del género del Oeste.

 

De hecho, es una premisa bastante sencilla el centrarte en partidas de comerciantes y contrabandistas, ¡incluso mensajeros del Planet Express! Estas partidas ofrecen momentos de tensión en duras negociaciones y contacto de personajes con extrañas comunidades alienígenas. Rencillas, traiciones, bandidos… en un contexto de confrontaciones a nivel galáctico. Cosa habitual en casi cualquier juego de ciencia ficción.

 

Partiendo de esto y con unas dosis de heroicidad y con tintes épico-fantásticos está Star Wars. Aplicando cierta inmunidad de guion si quieres el mismo tono que las películas de la saga a través de enemigos con muy mala puntería.

Para marcarte un Star Wars necesitas personajes carismáticos mucho contraste entre el bien y el mal (negro-blanco, sith-jedi), un típico villano que hace pequeñas apariciones, pero tira de secuaces para no mancharse las manos y, por último, añadir pequeños alivios cómicos con droides o especies peludas.

 

Quitando la epicidad y comerciantes siempre te queda la exploración espacial, si no quieres que sea un “a ver qué pasa” plantea un objetivo que involucre a los personajes en la necesidad de emprender este viaje.

Esto si no quieres personajes con los pies en el suelo. La ciencia ficción puede desarrollarse en un “Detroit” del futuro. Esto aporta posibilidades de partidas que van más hacia el cyberpunk que a lo que acostumbramos con esta clase de ambientaciones. En esta clase de partidas puede darse tramas policíacas (cof cof Robocop) en tramas donde los grandes malvados son las megacorporaciones.

 

En multitud de juegos/universos hay una gran urbe superpoblada con viviendas en bloques y marginalidad. Son partidas con una escala de reacciones y conflictos mucho menores que marcarse un Star Wars pero ofrece también grandes campañas.

Los juegos scifi también suelen contemplar que en el futuro los deportes violentos son el entretenimiento universal, ¿y si los personajes son parte de ello? Partidos letales con mafias gestionando las apuestas y urdiendo planes para hacerse ricos.

 

Siguiendo con estas tramas de “pies en el suelo” no hay nada más añejo y tópico que aquéllas donde los personajes deban evitar una invasión alienígena (ejemplos literarios: La guerra de los mundos o la Trilogía de los trípodes). Busca bien en la ambientación del juego scifi al que deseas dirigir (y no te da la olla para hacerlo) y seguro que hay alguna sociedad donde se pueda dar esto perfectamente, ¿qué comunidad es carne de cañón de una civilización conquistadora?

 

No obstante, no todo tiene que ser tecnología y naves. Hasta en los mundos más tecnológicos tienen su “tercer mundo” donde se rige la ley del más fuerte. Las razas/especies guerreras lo son siempre y seguir tradiciones implica cierta tecnofobia.

Hablando de batallas, siempre podemos desarrollar partidas bélicas al más estilo Starship Troopers. Permiten oneshots con mucha acción y campañas donde la amistad entre personajes es lo que les salva de una muerte pegajosa y ácida.

 

Al igual que los sistemas genéricos, podemos pensar en las ambientaciones muy abiertas como algo modular. Como algo que podemos desgranar y escoger un pedacito de escenario de juego con sabor propio. Centrarnos en ese pequeño aspecto de la ambientación que nos permita preparar y llevar a cabo una tarde increíble con nuestros amigos.

No sólo se aplica a la ciencia ficción, pero es un género que no es para todos o que no es tan “mainstream” como la fantasía medieval. Hay que agarrar al toro por los cuernos y encontrar en las ambientaciones que más nos cuentan una zona de confort en la que podamos trabajar y jugar, independientemente del grosor del manual.

 

¿Qué otras ideas de partidas se os ocurren para un sandbox de ciencia ficción? ¿tienes algún truco para afrontar ambientaciones scifi densas/complejas?

 

Editora del blog Bastión Rolero. Combina una vida normal como ingeniera con su afición a los juegos de rol. Adora los juegos pequeños y con las ideas claras. Le gustaría dirigir más pero la vida es así de injusta.


    Deja un comentario

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies