Los mapas en las partidas de rol – Parte II

En esta ocasión valoramos que sucede cuando los jugadores asumen la responsabilidad de trazar el mapa de la mazmorra.


En la primera parte de “Los mapas en las partidas de rol” nos centramos como se desarrolla la partida cuando el Director de Juego asume la responsabilidad del trazado del mapa. En esta segunda parte, vemos otra posibilidad: que los personajes hagan sus cábalas y actúen como cartógrafos o topógrafos a mano alzada en el terreno, en las angostas catacumbas y húmedas mazmorras… Con todo lo positivo (y lo negativo) que esto conlleva.

A esta publicación la seguirán dos más: “El desarrollo del mapa: la exploración del dungeon” y “El desarrollo del dungeon: la exploración del mapa”.

[2] Los Jugadores se dibujan el mapa

Otro modo de jugar, muy habitual por lo que he podido conversar por los foros, es que el Director de Juego mantiene su mapa tras la pantalla y va dando indicaciones a los jugadores que vayan trazando su propio mapa.

Es incorporar el dibujo del lugar o dungeon a la propia partida, porqué ficción y realidad se entremezclan puesto que Personaje (PJ) y Jugador intentan plasmar en el papel el sitio por donde realiza su exploración, ya que cuando el PJ está haciendo el mapa, realmente está gastando un pergamino y tomando notas conforme avanza.

Trazar tu mapa es motivo de orgullo y satisfacción. No dudes en mostrarlo y presumir de tu hazaña (¡pero sólo cuando ya hayas saqueado todos los tesoros del lugar!)

En estos casos los jugadores preguntan al máster si el ancho del pasillo es de una casilla o dos, o cuantos cuadrados mide la sala, o si el giro de una curva es pronunciado o no, y, a la vez representa que el PJ está observando el entorno, asegurándose sobre el terreno y haciendo observaciones. De modo que tanto el Personaje como el Jugador ¡pueden llegar a equivocarse!

Y aquí entraría en escena ese terrible momento en el cual los personajes ven llegar a un poderoso enemigo (muy superior a ellos como para hacerle frente), empiezan su huida por el angosto dungeon y le gritan al máster: ¡Corremos por el pasillo e intentamos despistar al monstruo huyendo por el pasillo estrecho de la derecha! A lo que el máster responde… ¿Qué pasillo?

U otro caso más sencillo: imaginaos que lo que buscan es una salida, y que ésta “no existe donde debería estar [según el mapa]…”

Como queda claro en estos dos ejemplos, con esta modalidad entra en juego el hecho de que [en algunas ocasiones] los jugadores puedan hacer mal el mapa y se encuentren con que no están donde deberían, pero… ¿y qué? Si estamos jugado a rol en una partida de fantasía medieval, ¿acaso los Personajes disponen de un aparato GPS para saber exactamente como es el terreno, sus proporciones y las distancias?

Tener mapas no implica necesariamente que vas a tener éxito en tu campaña de exploración…

Un recurso intermedio (entre ‘mapa dibujado por el máster’ versus ‘mapa dibujado por los jugadores’) sería que los PJs encontraran un mapa del lugar (ya les entregas una base dibujada bastante completa), aunque sin saber si es auténtico, su exactitud ni su antigüedad (¿recordáis los mapas de Tasslehoff ‘Tas’ Burrfoot en la Dragonlance que eran de antes del Cataclismo? Pues eso). O en una partida de zombies (por dar un ejemplo de una partida que no sea de mazmorras) quizás los PJs encuentran tras una puerta o en una pared un esquema del edificio para la evacuación de incendios típico de “usted está aquí” e indicando las salidas más cercanas.

De esta manera los jugadores disponen de un mapa para orientarse, pero carecen de muchos detalles que tendría un plano arquitectónico como tal (al fin y al cabo es un esquema). En un caso u otro, las indicaciones del Director de Juego terminarán siendo fundamentales para el dibujo del mapa y los jugadores deberán ir rellenando los espacios con indicaciones, detalles y (¿por qué no?) sucesos.

Aventureros estudiando detenidamente el mapa del dungeon antes de decidir qué camino tomar.

 

Próxima entrada: [3] El desarrollo del mapa: la exploración del dungeon

 

Escrito por Riley

Máster de D&D y la Llamada de Cthulhu entre otros. Jugador de Eclipse Phase, Cultos Innombrables entre otros. Moderador en Nación Rolera.


    Deja un comentario

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies