Preparando la primera partida de rol para niños: Pequeños Detectives de Monstruos

Me había prometido una cosa: No intentar convertir a mis pequeños goblins en frikis. Que cada uno vaya descubriendo las cosas que le gustan. Además, los frikis somos unos manirrotos, con hobbies muy caros.

Y al poco de prometerme eso, me compré el juego de rol para niños Pequeños Detectives de Monstruos. Eso es ser coherente.

imagen01.jpg

Cuando me lo compré, los peques todavía eran muy pequeños, a punto de cumplir los tres años. Era una compra «a futuro». Pensaba que lo interesante sería comenzar probando el juego en plan gymkana, que había oído que era una de las alternativas. Pero no se menciona gran cosa al respecto, la verdad, y era imposible imaginarse a los pequeños sentados en una mesa tirando dados. Todavía era demasiado pronto para eso.

De eso ya ha pasado un año, durante el cual han ganado en paciencia y son capaces de enfocarse en el mismo juego durante más rato. En los últimos meses han probado varios juegos de mesa y parece que les están gustando. Por supuesto, donde estén sus bicis y la plastilina, que se quiten todas las frikadas de papá.

El juego con el que comenzaron a divertirse a lo grande fue el de Ben y Holly, un juego de cartas de tipo Mabusca. Les encanta, y la verdad es que les engancha bastante. Creo que es el primer juego de mesa (realmente de cartas) con el que han comenzado a jugar cumpliendo bien las reglas y con el que aprenden a sobrellevar eso de perder (mejor o peor, pero lo van sobrellevando).

Y la confirmación de que estos temas les gustan ha llegado gracias a las dos jornadas recientes a las que han asistido, las Ludo Ergo Sum y las FreakWars 2017. Exitazo ambas.

Así que creo que ya están preparados para su primera partida de rol. Y el pistoletazo de salida, para más inri, me lo ha dado un amigo, padre también él, que recientemente me dijo aquello de “oye, que me he comprado el PDM y mis hijos quieren jugar su primera partida de rol, ¿a qué estás esperando para dirigirles?”

Y lo he cogido con ganas. No sé cuándo vamos a poder jugarla, pero ya la tengo a punto de caramelo. Lo más importante es pensar en una cosa: Como entretener durante unos 20-30 minutos que durará la partida (no creo que dé para más), sin que se impacienten, a un niño de seis años, uno de cuatro y otros dos que cumplirán también los cuatro para cuando queramos jugarla. Ah, y al padre también, que seguro que es el que peor se me comporta.

¿Y cómo lo hago?

Porque el modo gymkana lo he descartado. Quizá podamos montar algo en un futuro, ya sea en casa o en algún parquecito pequeño (como, por ejemplo, el Retiro), en plan “buscar algo que ha escondido un monstruo”. Pero, la verdad sea dicha, me parece más complejo eso que montar una partida de rol. Deformación profesional… digo, rolera.

Y montar una partida de rol pura y dura no me parece lo más idóneo. Los peques se adaptan fácilmente a todo, pero algo tan abstracto como puede ser jugar al rol por primera vez no es sencillo. ¿Tirar dados y pintar mapas en una hoja, dónde está la diversión?

Así que voy a utilizar algo que nos obligó a usar el D&D3 en su momento: Las minis. Voy a utilizar lo que tenga por casa para darle un toque más visual y jugable a la partida.

Y ahí es donde entran en juego nuestros grandes amigos: Los clics.
Sí, eso he dicho, clics… nada de playmobil… ya os podéis imaginar la generación del que escribe.

Bueno, y cualquier otro objeto que se pueda encontrar en casa: plastilina para hacer monstruos, una casa de juguete donde buscarlos, piezas de Lego…

Así que el guión ya lo tengo planeado. No, no voy a poner aquí la aventura, pero si dar ideas que le puedan servir a alguien más.

La misión va a tener una localización bien clara: La estación de bomberos de Sam. Allí hay algún monstruo que está volviendo locos al jefe Steele, a Sam y a Penny. A Elvis no, porque no lo tenemos, así que estará de vacaciones.

Tendré que utilizar las piezas de Lego para poder hacer algunas habitaciones y mobiliario de más.

imagen02.jpg

Los jugadores tendrán su propio personaje, un playmobil que hará las veces de mini. Tendremos que ir todo el equipo (los detectives veteranos y los detectives novatos) a hablar con los bomberos para que nos cuenten qué es lo que ocurre. Después, durante la partida, los podrán ir moviendo por las distintas zonas.

imagen03.jpg

Y como la mayoría de los detectives novatos aún no saben leer, nos tendremos que crear cuatro monstruos sospechosos, cada uno con sus cualidades. Los podemos hacer con plastilina, para que cuando descartemos a alguno de ellos, los jugadores los puedan aplastar. ¡Eso les va a encantar!

Tendré que crear tarjetas para hacer dibujos que representen dichas cualidades. Lo mismo les doy “Aspectos” a los monstruos y así ya les voy preparando para FATE :D.

imagen04.jpg

También tengo que conseguir los objetos de detective que llevarán con ellos: Una lupa para poder descubrir y hablar con el gamusino que está en el armario y que les puede dar una pista (“mira, el monstruo ha dejado estos pelos”, así pueden descartar al monstruo que tiene escamas); una linterna, porque a los peques les gustan las linternas y punto; y un embudo “aspiraolores” para poder descubrir que un calcetín chuperreteado huele a queso (“el Monstruo Comecalcetines no puede ser porque nunca deja ningún calcetín sin comerse”, “Puede ser el Monstruo de la Leche, que le encanta el queso y todo lo que huele tan mal”).

Mmmh, yo podría ser perfectamente el Monstruo de la Leche…

Para simular la ropa que estará desperdigada por la habitación de Sam, usaré uno de los grandes descubrimientos que hacemos los padres cuando tenemos que preparar un disfraz para el cole: la goma Eva. Me tocará hacer patrones de pantalones, camisas y calcetines. Eso les ayudará a descartar a otro monstruo, el Monstruo Ordenado, que no aguanta el desorden y siempre cambia todas las cosas de lugar porque no le gusta cómo lo ordenamos los humanos. Es de los que organizan los libros por color y tamaño, que tenebroso.

Como al final el culpable será el Monstruo de la Leche, necesito un sitio en el que esconder el queso que los detectives podrán usar para sacarlo de su escondite. Tendré que intentar robarle a mi hermana, sin que se dé cuenta, una nevera de sus casas de las familias Sylvanian… espero que no lea este post.

https://4.bp.blogspot.com/-6fekVfrvtdw/WcbSQCwPqqI/AAAAAAAACso/eX0KbrkWAVoSrCgKvX8_TxnvGsHygKQvgCLcBGAs/s1600/sylvanian.jpg

La aventura ya está en la cabeza, con unos cuantos apuntes en papel. Ahora toca hacerla realidad y ver el resultado. Habrá que añadir unas cuantas pistas y asumir que posiblemente no las puedan descubrir por ellos mismos, por ser aún demasiado pequeños, así que habrá que ir guiándoles. Lo suyo es, sobre todo, que se diviertan. Además, los niños siempre nos acaban sorprendiendo.

imagen06.jpg

Resumiendo, me tocará montar todo un diorama de juguetes y plasti para jugar a Pequeños Detectives de Monstruos durante unos pocos minutos. Pero creo que será diversión garantizada.

Por cierto, ¿se puede llamar diorama a algo que va a acabar completamente desmontado en menos de diez segundos?

Creo que va a merecer la pena y que les va a entusiasmar, aunque no sé si tanto como a mí prepararla.

.

Escrito por Goznar

Criador de goblins con poco tiempo libre para tirar dados, este madrileño viejuno le roba horas al sueño para poder dedicarle algo de tiempo al frikismo.
Comenzó sus andanzas roleras a finales del 93, dibujando infinidad de «mazmorras avanzadas», pero ahora intenta cambiar los puntos de experiencia por aspectos.
Lleva lo de ser director de juego en la sangre y le mola. En sus primeros años dirigió mucho (mucho mucho) más que jugó, en la universidad pudo repartir las tareas a partes iguales. Ahora se conforma con contar con una mano las partidas que puede jugar al año.
Ha ideado tantos sistemas de juego que si los publicase provocaría una burbuja en el mercado del rol. Afortunadamente eran tan malos que siempre los ha dejado en el olvido.
Tiene unas cuantas magic perdidas en algún cajón y muchas minis del caos y tau reclamando su derecho a ser pintadas.

1 Comentario


Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies