Rol en familia: cómo

En el artículo anterior empezamos a hablar sobre el rol en familia y respondimos a las importantes preguntas de quiénes, dónde y por qué jugamos rol con niños. En este artículo trataremos de dar respuesta a la pregunta más frecuente cuando alguien se acerca a este mundo (el de los juegos de rol o el de los niños, que ambos pueden imponer el mismo respeto): ¿Cómo jugar rol?.

¿CÓMO JUGAR ROL CON NIÑOS?

REQUISITOS

¿Y cómo se juega rol? Pues, para empezar, yo os diría que, antes de nada, hacen falta dos requisitos importantes que deben cumplir los niños para que puedan jugar:

  1. Que tengan edad suficiente para hacerlo y no tragarse los dados. En serio, padres frikis ansiosos: Esperad a los 3 años… paciencia.
  2. Que ya sean capaces de expresar sus ideas y de transmitir más o menos lo que tienen en su imaginación. En el momento en el que ellos son capaces de expresar su imaginación, no os preocupéis, que lo van a hacer. ¿Por qué decía en el anterior post que probablemente sí que hayáis jugado a rol con vuestros niños aunque creáis que no? Pues porque ellos lo hacen de manera natural: jugar a las casitas, jugar a los piratas, jugar a los zombies… es de alguna manera jugar rol (interpretar el rol de un personaje y tomar decisiones por él).

ACERCAMIENTOS AL ROL

Hay varias formas de aproximarse al rol cuando hablamos de niños, sobre todo si el Máster o los jugadores son primerizos. Para ir empezando y calibrando cuál será el nivel de implicación o de exigencia de los niños, os comento algunas aproximaciones que funcionan especialmente bien. Os recomiendo aquí que lo hagáis y que vosotros mismos prestéis mucha atención a sus respuestas (probablemente os sorprendan lo fácil que es todo para ellos):

  1. JUEGACUENTOS. Nacho Muñiz (responsable de Acción Comercial de Nosolorol) explicaba en un vídeo, de una manera muy acertada, que él ya no leía cuentos a sus hijos, sino que él “juega cuentos”, de manera que al ir a dormir, en lugar de simplemente leer al niño lo que dice el cuento (cosa que también es fantástica), le ponía en la tesitura de decidir él qué haría si fuera el protagonista. Ese “¿qué harías tú?” es una forma de iniciar al niño en los juegos de rol más narrativos.
  2. C:\Users\jiriarte\Documents\JULIA\DOCUMENTOS\BLOG\COLABORACIONES\ROL EN FAMILIA\Elige-tu-propia-a-ventura-1.jpg LIBROJUEGOS. Posiblemente, muchos de vosotros os acordaréis de los clásicos Elige tu aventura, libros que contaban una historia y que, al finalizar una o dos páginas, te pedían que eligieras entre 2 o 3 opciones sobre qué hacía el protagonista. Según la elección, la historia terminaba regular o bien seguía por otro camino. A priori, no se podía estar regresando atrás, aunque tenías a veces una opción para volver atrás en todo el libro. Esto, al final, es una especie de juego de rol muy limitado, pero que puede funcionar como iniciación para niños que sean un poco más mayores. Para más pequeños, una alternativa la han presentado en Netflix (para los que dispongáis de ello), con juegos como el de El gato con botas, en el que también han de tomar decisiones, pero en un entorno más visual y quizás más apto para los más pequeños.
  3. ROL EN VIVO. Otra cosa que también funciona muy bien con los más pequeños es el rol en vivo, que literalmente sería montar una pequeña historia y guiar a los niños por ella (si es que no te guían ellos), preguntándoles qué quieren hacer y normalmente moviéndote por la casa o por la sala buscando pistas u objetos. Esto, los que hayáis jugado a Pequeños Detectives de Monstruos (PDM) con niños pequeños, ya lo habréis visto. Pero si los niños son aún muy pequeños, se puede prescindir de muchas de las normas de PDM y dejarlo prácticamente como una gymkhana de pistas por la casa (con una historia de fondo) e interpretando a unos personajes (que pueden ser detectives de monstruos o, como jugamos en casa, Cazadores de Fantasmas).

LA PRIMERA PARTIDA DE ROL

Con niños más mayores, o bien si veis que el vuestro ya está preparado, se puede jugar con más facilidad a otro tipo de juegos, siguiendo un manual. Para eso, aparte del ya clásico Pequeños Detectives de Monstruos, con todas sus reglas (en vivo o en mesa), tenemos, por ejemplo: Magissa, Do: Peregrinos del Templo Volador, Guardianes de PandemonioHora de Aventuras, La Torre de Rudesindus, Time Liner, etcétera. De estos quizás hablemos en una tercera entrega de la sección “Rol en familia”.

¿Es difícil montar una partida de rol? Depende. Si no has sido nunca máster, te puede imponer respeto hasta leerte un manual. Pero lo bueno es que, incluso cuando tú te estrenas como máster o cuando nunca has dirigido a niños, puedes ir poco a poco e ir probando. Hay que tener en cuenta que los niños son un público muy sincero, pero muy agradecido. Lo que vas a hacer con ellos es jugar y los niños agradecen que juegues con ellos. Prácticamente, hagas lo que hagas, se lo van a pasar bien.

C:\Users\jiriarte\Documents\JULIA\DOCUMENTOS\BLOG\COLABORACIONES\ROL EN FAMILIA\vivo.jpg
En casa, las partidas hasta hace poco las montaba mi marido, que ha sido máster durante años y le resulta muy fácil inventarse una historia y los personajes que intervienen en ella, lo cual le permite improvisar más rápidamente. En el vídeo de la charla que tuve la oportunidad de dar en la I Jornada Nosolopeques de Nosolorol, os cuento (con cierto entusiasmo) la primera partida que improvisé por mí misma. Decía allí que, un día en que él no estaba, mi hijo mayor (3 años y medio) estaba jugando con sus abuelos, rememorando alguna de las partidas que le monta mi marido. En el momento en el que escuché a mi hijo liderando a un comando de Cazadores de Fantasmas (bláster en mano tanto él como su abuela, y su abuelo de pronto cogiendo la muleta de mi madre y usándola de metralleta láser), pensé “Esto tengo que aprovecharlo”. Así que improvisé. Reutilizando personajes de partidas previas, inventé algo muy breve pero que le encantó a él y a mí me sirvió para quitarme el miedo (y la espinita) de “la primera vez”. Un equipo con un objetivo, unas herramientas, PNJs buenos, PNJs malos, acciones y efectos y una prueba final. Con eso, la partida fue un éxito total.

Aquí tenéis el vídeo de la charla:

Ahora, ¿empezaréis por un rol en vivo, un librojuego, directo en mesa…? Pues a prepararlo un poquito, a echarle imaginación y… ¡a disfrutar!

Divulgadora de un ocio alternativo familiar: juegos de mesa, juegos de rol, cómics, videojuegos y viajes en familia. He creado el #CalendarioFriki. Y, ¡hey! ¡Gané el Premio al Blog Revelación en los Premios Madresfera 2016!

1 Comentario

  • comment-avatar

    Gran, gran, gran artículo. Lo bonito de iniciarse con l@s más pequeñ@s es que tod@s vais a disfrutar por igual. Aquí los Story Cubes pueden echar un cable al máster cuando más lo necesite (pistas, monstruos, acciones…). A l@s enan@s todo lo que sea ver rodar dados les encanta, incluso para contar una historia. Lo dicho, ha sido un placer leerlo.


Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies